Malena

url-4

MALENA

Es indudable que cada cultura ha encontrado la manera de representarse en su propio estilo cinematográfico. Tal vez la nouvelle vague francesa y la hiper acción hollywoodense sean las abanderadas de esta afirmación, aunque resulta también difícil ver una película española sin adivinar que lo es antes de escuchar su lengua, o no presentir una película hindú del groseramente denominado boolywood con sólo una mirada.

Italia es uno de los países más contributivos a estas corrientes de estilo, probablemente desde la aparición de su neorrealismo, que ha sabido dar cabida a personajes humanos y corrientes, de castas bajas.

El cine italiano es bueno (a veces excelente) cuando representa pequeñas historias emotivas, simplemente porque así sabe vivir: de emociones.

No hay en el mundo cine más capaz de hacer reír y llorar al mismo tiempo, y dejar al espectador satisfecho y perdido entre la alegría y la tristeza, la sonrisa y la nostalgia.

Giuseppe Tornatore es uno de los representantes más extraordinarios de esta corriente.

Elegí Malena para hacer mi primer reporte cinematográfico, simplemente, porque es la película que vi anoche. Claro que no llegué a ella por random, sino por acertada especulación. Quería verla para escribir sobre ella, ya que sospechaba lo que finalmente confirmé: que sería una de “esas” películas italianas.

Tornatore no desilusiona.

Al cine italiano no le caben las contemporaneidades, le guste o no. Desde hace años deambula perdido en el carrusel de historias livianas plagadas de gritos y modismos urbanos nacionales que no llegan a ninguna parte, ni al corazón ni a la cabeza.

El cine italiano encuentra su horma en el pasado, en historias de sus pueblos de mar y campo, de viñedos y mujeres voluptuosas sudando en el escote.

Siempre estaré orgulloso de nombrar, si me preguntan sobre mis películas favoritas, a “Il Postino”(la considero italiana a pesar de su director y del origen de los capitales) y “Cinema Paradiso” entre las mejores (sin olvidar mencionar a “La Dolce Vita” de Fillini, pero que entra en otro estilo de realización).

Malena, sin llegar a parecerse a esa calidad excepcional, alcanza y sobra para permitirnos ingresar en ese contexto, ese aura inmaculado de lo puro y lo salvaje, lo bello y lo emotivo.

Malena  2000  UNCUT BluRay 720p BRrip 700MB Hnmovies

Ambientado en período de la Segunda Guerra Mundial, Malena cuenta la historia de un muchacho que, ajeno a las preocupaciones profundas de la guerra, se dedica a crecer. Y lo hace de manera graciosa pero dramática a la vez, como casi cualquier realidad lindante nos mostrará. Descubre el sexo, el amor, la adultez y la amistad, símbolos inequívocos de ir convirtiéndose en un hombre.

La sinopsis sencilla diría que la película se desarrolla en Castelcutò, una pequeña villa de Sicilia que anda a los tumbos durante la Segunda Guerra Mundial. Allí, Renato Amoroso, un niño de 13 años que vive con sus padres y hermanas mayores, durante las tardes se encuentra con sus compañeros de clase para ver pasar a Magdalena Scordia, conocida en la ciudad como Malena, una bella joven de 27 años casada con Nino Scodia, un militar enviado a África. Todos los días ella sale a caminar por el pueblo con destino desconocido, y poco a poco se convierte en el objeto de amor, deseo y, especialmente, fantasía del pequeño adolescente, quien sin proponérselo terminará siendo testigo del drama de la muchacha.

Pero la película es mucho más de lo que dice este resumen. Malena queda a medio camino de muchas cosas, pero un medio camino más que aceptable.

Antes que nada, asistimos a la fiesta de los pueblos italianos de pescadores y campesinos, con el Mediterráneo haciendo de guardián de cuanto sucede. El director regresa a su mejor hogar, que es el que supo construir con Nuovo Cinema Paradiso, pero esta vez emparentado con la de Radford en Il Postino, ya que podrían decirnos que el Castelcutò de Malena es un íbrido entre La Isla Salina y Giancaldo y nada tendríamos para objetar.

La pobreza simpática, las travesuras humildes y el aroma a romance campesino rodean esta historia que, poco a poco, va tejiendo una sombra silenciosa que lo envuelve todo.

Una vez más Mónica Bellucci está desperdiciada como actriz, pero ensalzada en lo que los directores han decidido que es lo mejor que tiene, que es su belleza.

A lo largo del film, la actriz guarda un silencio que, para el personaje, es excesivo.

Quizá allí radique el mayor pecado de esta buena película.

Los personajes circundantes interactúan alrededor del pequeño protagonista, pero Malena parece moverse en la lejanía del personaje y, especialmente, del espectador, que admira su belleza desde tanta distancia como Renato siente al espiarla cada día.

Sin embargo, la historia sorpresivamente muta drásticamente, y antes de que caigamos en la cuenta todo se ha vuelto un drama inesperado.

La muerte repentina del marido de Malena, la lleva a una vida que no era la que se suponía sería. El hambre de la guerra, la soledad y la desesperación, dejan a Renato con las fantasías destrozadas al mismo ritmo de la vida de Malena, quien cae en un sórdido hueco al que la sociedad la ha empujado. La prostitución aparece inevitable, y el ensañamiento contra ella, por parte de las mujeres del pueblo, rozan lo inhumano.

No soy bueno asistiendo al sufrimiento de una mujer en la pantalla. Aún hoy me resisto a volver a ver las excelentes obras de arte que fueron “Contra viento y marea” y “Réquiem para un sueño”, porque hay ciertas imágenes que no quiero llevarme a la cama cuando termina el día.

Malena es víctima de un crudo destino que no esperábamos, y es difícil, al final, sacarla de allí en nuestro imaginario. Supongo que algo parecido a lo que le habrá pasado a Renato Amoroso en el transcurso de su vida, si algo así existiese para un personaje de ficción.

La pobre Mónica Bellucci sufre hasta lo indecible, una vez más. Como signada por un destino que de seguro la actriz no se ha buscado, la vemos otra vez padeciendo, como a las laceraciones de Kill Bill, o el tremendo abuso de Irreversible.

A diferencia de María Grazia Ciccinota o Sofía Loren, otras deidades representativas de la belleza italiana, a esta muchacha la han querido ver arrastrándose en el fango.

Y no cesan en su intento.

Por fortuna las cosas más o menos se componen, y al final, ya después de los momentos duros, el film retoma su tono romántico de fantasía.

Malena es una buena película que ha ido al fondo de su historia y que, aunque no contiene un argumento del todo sólido, nos lleva adonde esperaríamos ser llevados: una bella fantasía italiana, signada por una realidad más o menos positiva, más o menos soportable.

Algo así como la vida misma.

url-5

Ficha:

MALENA

Dirección: Giuseppe Tornatore

Guión: Giuseppe Tornatore, Luciano Vincenzoni

Reparto: Mónica Bellucci, Giuseppe Sulfaro

Música: Ennio Morricone

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s