Hypetree: música democrática!

Captura de pantalla 2014-02-15 a las 18.14.07

 

Hace un tiempo me crucé con un site que armó una base que cualquier joven de una generación desea: la base de música independiente, producida por las nuevas bandas. Aún atrapado por la plataforma de Grooveshark, en donde sigue siendo sencillo encontrar casi cualquier canción que uno desee siempre y cuando se trate de bandas consagradas, buceando encontré a Hypetree, espacio en el que los protagonistas de la música son los desconocidos, y eso es ya un enorme golpe de autoridad del arte por sobre la industria.

Con amplias diferencias con la escena de la literatura, en donde a pesar de poder encontrarse obras inéditas o de autores desconocidos, aún ese arte obliga a la inversión de un tiempo que por lo general nadie reserva para experimentaciones, Hypetree lo hace a través de la música, un mundo de 4 minutos en el que descubrir lo bueno no conlleva esfuerzo y sí mucha (pero mucha) emoción y sorpresa.

Porque lo mejor de Hypetree es simplemente clickear en una y otra canción, sin más orden que el que vaya apareciendo. Incluso la posibilidad de reproducción en  “random” genera una búsqueda intuitiva que no hace más que presentarnos a un sinfín de rock, una paleta de colores infinitos.

Parece ser, en definitiva, la vuelta a la bases. Buscar música secreta, grupos nuevos, canciones desconocidas a las que aferrarnos porque están buenas, pero también porque somos pocos los que las conocemos.

De alguna manera, navegar por Hypetree es fumar el primer porro.

Como hacíamos los adolescentes de finales de los ochenta, cuando un cassette grabado con las presentaciones under de los grupos en Cemento (u otros antros deliciosos) eran un tesoro incomparable, ahora en esta plataforma la búsqueda de lo desconocido (pero no por ellos falto de calidad sino simplemente “fuera del sistema”, un valor agregado al rock) nos regala la posibilidad de cruzar el mundo entero y escuchar las “banditas” caseras de los barrios de países del otro lado de la Tierra. Desde Bagdad hasta New York, de Berlín a Mali, nada hay que allí no encuentre espacio.

Un lugar para entendidos, no de calidad musical sino entendidos del arte del rock, del placer de lo under, de la participación del arte por el arte, del curioso y del sibarita de la guitarra eléctrica.

hypetree-landing-page

Definiéndose a sí misma, Hypetree se describe mismo como “… el motor de descubrimiento de música y promoción independiente a estrenar, para luego apoderarse del mundo”, “… una nueva forma de descubrir música independiente. Es también una manera nueva, libre para los músicos para conseguir la exposición de sus canciones y álbumes.”

Sin dudas la clave principal es que son los propios músicos quienes suben sus canciones, datos y videos a fin de hacerse conocer. De esa manera todo es consensuado de uno y otro lado, y se encuentran lujos que, de tanto en tanto, brotan inesperadamente en los oídos.

No es menor que la música que llega a destacarse en el site generalmente es de muy buena calidad, así como que proyecta estilos variados que, en unos pocos clicks, al final terminará entregando lo que buscamos.

Conversando con algunos argentinos comprendí que aún no se apoderó de las compus argentinas este motor de música fácil, gratuito y, especialmente, increíblemente original y de buena calidad.

Buscando lo que los propios músicos dicen de este site, encuentro por ejemplo que los grupos celebran su participación en él como un logro: “Sólo quería decir que nuestra música está ahora en hypetree. Es un nuevo “motor de descubrimiento de música y promoción independiente” cool donde se puede descubrir y clasificar miles de canciones. El enlace a nuestra página exacta se fija abajo, pero definitivamente debe mirar a su alrededor todo el sitio, ya que tiene una muy buena variedad de música.”

Hay una especie de sensación comunitaria, un “formar parte” de algo global, autónomo y con mucha onda, que como una bola de nieve descendiente va convirtiéndose en una subliminal manera de protestar contra el establishment que sólo nos habla de las bandas consagradas (y que de alguna manera ya no necesitamos en estos sites, pues de ellas conocemos todo), y se revela como una revolución silenciosa del rock puro, sin más intervenciones que las de una red comunitaria.

De utilización sencilla y práctica, el site nos permite dejar que la música se reproduzca de manera aleatoria, o por rankings de reproducción diarios, semanales o mensuales, por tipo de música, países, etc.

Desde el Indie hasta el Metal, o del New Age al Punk, todos los estilos y países están presentes en este país inmenso e igualitario que se llama Hypetree: el mundo de la música que no quiere venderse sino ser escuchada.

header_otherhalf

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s