Desapología de la esperanza (Leonel Mitre)

P1260492

DESAPOLOGÍA DE LA ESPERANZA

Leonel Mitre

En el marco del Encuentro Federal de la Palabra, la S.E. Casa de Moneda llevó adelante la publicación de una serie de títulos de autores argentinos que se han ocupado, al menos en la manera tangencial en que la literatura de ficción puede hacerlo, de asuntos que atañen a los argentinos.

Con alegría recibí la propuesta de formar parte de ese equipo con mi novela “Desapología de la esperanza”, que escribí allá por el año 2004, y que hoy vuelve a encontrar un espacio para mostrarse al mundo.

Desde aquí celebro cualquier iniciativa que proyecte a la literatura, de cualquier manera y en cualquier marco político, social o cultural.

Foto1889

Sinopsis: 

Desapología de la esperanza es la historia de siete argentinos durante la crisis del dos mil uno. Siete vidas que se entrelazan, coinciden y se manchan juntas; que observan, desde sus experiencias, cómo nace el corralito financiero, el cacerolazo, los piqueteros y los cartoneros. Que sienten la tensión de una nación que tiene cinco presidentes en ocho días y que, poco a poco, contagia de su decadencia a cada vida particular, se mete por las rendijas de las puertas y lo toma todo.

Pero no es un libro de política, sino de sensaciones y sentimientos, de sueños fallidos y esperanzas que se esfuman. Es una historia de amor y de sexo, de drogas y tristezas, de arte y corrupción. En la Argentina de comienzos del siglo veintiuno, los ancianos sienten que no hay lugar para sus vidas, y que sus cuerpos se enmohecen bajo el sol de las veredas de arrabal de Buenos Aires. Los adultos constatan que los proyectos de antaño no son más que una quimera, y que la vejez se acerca y solo trae decadencia. Y los jóvenes, impávidos, miran al mundo andando por sobre sus narices, en otros continentes, mientras ellos revuelven sus bolsillos y se enteran que no tienen trabajo ni dinero, pero, muy especialmente, constatan que no es lugar para los sueños.

Dos ancianos inspectores, corruptos sin tener conciencia de serlo. Un estudiante de abogacía que lo ha perdido todo de la noche a la mañana, una mujer que se extravía en el terror de la decadencia física. Un pintor enamorado de un maniquí, un arquitecto sumido en sus pensamientos, y un escritor vagando entre las drogas y las pensiones, escribiendo en las paredes de las calles y quemando sus novelas.

La situación de una nación, al contrario de lo que los argentinos han pensado desde siempre, sí puede contaminar a una existencia. El país del “no te metás” se ha metido con ellos. Los personajes no saben de política y viven sus sencillas existencias al margen, pero cuando la sociedad decae, sus vidas van con ella. Y entonces los jóvenes se marchan a otros países, escapan como sea y adónde sea; y entonces los ancianos mueren y son enterrados en cajones de verdulería.

Son personajes de ficción entremezclados con situaciones que la argentina ha vivido realmente, cobrando la jubilación en calesitas, recibiendo a niños que solo comen tierra, pasando sus viajes de bodas en la puerta de los bancos.

No es una apología de la desesperanza: es, simplemente, un libro que explica que en aquellos tiempos Argentina fue un lugar en el que sería mejor no soñar. Ni hacer apología de su conveniencia.

P1260462

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s